<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1691893307694966&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
topBack.jpg
Compartir Post:

5 consejos para conservar la comida

por Alessandra | 8 may, 2015

HubspotEggs

En el mundo se desperdician 1 300 millones de toneladas en alimento cada año según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). La cifra es tenebrosa y el costo económico es peor, ya que representa USD 750 000 millones al año en gastos agrícolas.

Este dato es un reflejo de la mala conservación de los productos en los hogares. ¿Cómo evitarlo? Con un poco de paciencia y unas pequeñas astucias, como guardar las papas junto a las manzanas y evitar conservar los alimentos crudos cerca de los cocinados.

1. Lo cocinado arriba y lo crudo abajo

No se trata de colocar los productos donde haya un espacio libre. En la nevera, cada estante tiene una temperatura ligeramente diferente —que oscila entre cero y cinco grados— y está pensado para determinados comestibles. La zona superior, la menos fría, está destinada a los alimentos cocinados, que se podrán introducir una vez enfriados y nunca junto a los crudos.

¿Por qué no deben mezclaserse? Los alimentos cocinados han pasado por un proceso de eliminación de los microorganismos[gracias al calor]. Los productos crudos, que no han sufrido este tratamiento, podrían contaminarlos otra vez. 

2. Lo que primero entra es lo primero que sale

El congelador se suele convertir en tierra de hielo y alimentos olvidados. Intenta que siempre esté limpio, que la comida no esté amontonada y respetar la regla básica de la conservación: "Lo primero que entra es lo primero que sale". Procura etiquetar los productos por contenido, fecha de entrada al congelador y número de raciones o peso. Todos los comestibles tendrán que colocarse en recipientes herméticos para evitar el contacto con el aire.

3. Seis horas por cada cada kilo de comida. 

Calcula que se tardarán seis horas para descongelar cada kilo de comida. Se deben poner los alimentos en la parte inferior de la nevera, posiblemente con una rejilla por debajo para que el líquido que se desprende no entre en contacto con la comida. Cuidado con dejar los comestibles a temperatura ambiente, porque la parte externa se descongelará mucho más rápido que la de dentro, y es posible que los microorganismos se multipliquen. 

Las verduras tendrán que ser hervidas unos minutos antes de congelarlas, y al sacarla podrán ir directas a la olla. Por otro lado, la comida cruda que descongelemos puede volver a ser congelada tras cocinarla.

4. Empaque al vacío

Es aconsejable envolver la carne, el pescado o el queso comprados sin envasar lo mejor que podamos, si es posible al vacío, para evitar la oxidación en contacto con el aire, la pérdida de humedad y la contaminación microbiana”. Cuando abramos comida ya comercializada en envases, como un paquete de embutidos, sugiere conservarlo en papel de aluminio o película de plástico.

5. ¿Y los huevos?

Hay varias versiones. Los expertos recomiendan refrigerarlos porque así duran más (hasta 28 días), pero es importante usarlos inmediatamente para evitar cambios de temperatura bruscos. También pueden usarse a temperatura ambiente pero su duración será máximo de 5 días. Lo más importante es que no cambien bruscamente de temperatura. 

gastronomía Nutrición

Compartir Post:
Encuéntrame en:

Soy brasileña, vivo en Ecuador y soy corredora de bienes raíces. Amo este país, la decoración de interiores y el turismo.

Propiedades Destacadas