<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1691893307694966&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

12 claves para decorar interiores minimalistas con ESTILO

¿Quieres decorar tus estancias para que parezcan más grandes? ¿te gustaría optar por interiores minimalistas para tu nueva casa? Te contamos cómo conseguirlo en 12 claves.

Teóricamente, el minimalismo trata de despojarse de los elementos innecesarios, de los elementos sobrantes. Es el arte de reducir todo a lo esencial, lo básico y necesario. Si hablamos de decoración, podríamos aplicarlo perfectamente sin cambiar su definición. ¿Es necesario ese elefante decorativo encima de la televisión? ¿y esos tres cuadros en la pared? Si quieres crear interiores minimalistas, te tocará hacerte ese tipo de preguntas más veces de las que te gustaría. Busca la austeridad estilística y céntrate en la geometría. Al principio, es difícil cambiar el chip. Después, agradecerás entrar a un salón tan amplio, espacioso, blanco, limpio y ‘despejado’. Sigue estas 12 claves y verás como al final, tienes el minimalismo en tus manos.

 

1. Menos es más

No hay norma que mejor resuma la base del minimalismo. Menos es más. Menos elementos decorativos es más espacio y más luz. Pocos muebles, más comodidad. Menos colores es más uniformidad y elegancia… y así, podríamos seguir con varios ejemplos más. Si quieres crear interiores minimalistas deberás respetar, ante todo esta fórmula. Un cuadro, mejor que tres, un color mejor que dos… Aquí les dejamos un ejemplo: ¡No hay ni mesita de noche! La conforman revistas antiguas.

 

2. Apuesta por muebles funcionales

Es decir, evita la tendencia de acumular objetos innecesarios y superfluos y céntrate en incorporar únicamente los muebles que son necesarios y funcionales. Muebles multiusos, con formas geométricas, colores neutros y diseños minimalistas.

 

3. Busca formas geométricas

La geometría es otra de las máximas del minimalismo. Primero porque es funcional y segundo porque es práctico y aprovecha (se adapta) mejor el espacio. Opta por muebles geométricos: alfombras cuadradas, mesas rectangulares, espejos cuadrados y sillones en forma de ele.

 

4. ¿Color? El blanco perfecto

Es el color base de todos los interiores minimalistas. Mires donde mires, si es minimalista, habrá una pared blanca o un suelo blanco. Cuanto menos color, más minimalista. Sin embargo, y a pesar de lo que muchos creen, una estancia teñida en blanco impoluto no resta ‘calor’ de hogar ni tiene por qué ser menos acogedora. Al revés, el minimalismo tiene un gran atractivo visual y hace de sus estancias un lugar muy cómodo (física y psicológicamente).

 

5. Plantas naturales

Las plantas naturales aportan un toque de color muy bonito a los interiores minimalistas. Aquellas que no pueden faltar en una decoración minimalista son: el bambú, los cactus o flores como las orquídeas. Eso sí, si quieres optar por plantas con un toque original, mira estas ideas para decorara con plantas de aire.

 

6. ‘Esconde’ los muebles

Suena extraño, pero es así. Para crear interiores minimalistas no es suficiente con reducir la cantidad de muebles sino… ¡esconderlos! Hay un montón de ideas originales para hacerlo pero la más cómoda y práctica es ocultarlos tras paneles japoneses, preferiblemente, traslúcidos o de madera.

 

7. Luz, mucha luz


Cuanta más luz, mejor. Y no hablamos de luz artificial, sino de luz natural. Para ello, necesitamos ventanas, muchas ventanas o ventanales. Una gran opción para ello es olvidarse de las persianas y las cortinas opacas y optar por persianas que difuminan la luz y dan mucha claridad al hogar.

 

8. Mantén el orden

Es una de las máximas más importantes del minimalismo. No sirve con ordenar un día y desordenar el resto del mes. Se trata de mantener el orden. Y es que, aunque parezca mentir, mantener el orden en la casa puede ayudar a mantener el orden en la cabeza (sobre llevar el estrés, mejorar el ánimo…) Y si no lo crees, solo tienes que echar un vistazo al último grito en las estanterías de las librerías: el libro ‘La magia del orden’.

 

9. Blanco y negro

Si no te convence el blanco impoluto prueba con la fórmula black and white. Nunca falla y puede aportar ese contraste y equilibrio que buscas más allá del blanco puro. Puedes empezar por incorporar un vinilo negro sobre una pared blanca o cubrir una pared con paneles pintados blancos y negros.

 

10. Mezcla texturas y materiales

A pesar de que la base de los interiores minimalistas es ‘menos es más’, esta vez tenemos que mordernos la lengua y hacer una excepción. Mezcla todas las texturas que desees, sin miedo. Cristal, madera, ladrillo, lana, textil, piedra… todos son bienvenidos. Eso sí, seguirá manteniendo un estilo minimalista siempre y cuando tengan colores neutros.

 

11. Lámparas de pie de diseño

No deben ser brillantes, lujosas, resplandecientes… éstas son sencillas, austeras y muy prácticas. Tanto que no hace falta esconder el cable que las lleva hasta tu mesa. Son lámparas de diseño, pero de diseño propio, eso sí.

 

12. Un toque de color no es malo

Nadie dijo que el minimalismo no puede ir acompañado de un toque de color. Siempre es mejor aportarlo con un elemento natural (una planta, flores, una mesa de madera…), sin embargo, el color en su justa medida puede quedar muy bien.

All Posts

5 consejos para conservar la comida

HubspotEggs

En el mundo se desperdician 1 300 millones de toneladas en alimento cada año según un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). La cifra es tenebrosa y el costo económico es peor, ya que representa USD 750 000 millones al año en gastos agrícolas.

Este dato es un reflejo de la mala conservación de los productos en los hogares. ¿Cómo evitarlo? Con un poco de paciencia y unas pequeñas astucias, como guardar las papas junto a las manzanas y evitar conservar los alimentos crudos cerca de los cocinados.

1. Lo cocinado arriba y lo crudo abajo

No se trata de colocar los productos donde haya un espacio libre. En la nevera, cada estante tiene una temperatura ligeramente diferente —que oscila entre cero y cinco grados— y está pensado para determinados comestibles. La zona superior, la menos fría, está destinada a los alimentos cocinados, que se podrán introducir una vez enfriados y nunca junto a los crudos.

¿Por qué no deben mezclaserse? Los alimentos cocinados han pasado por un proceso de eliminación de los microorganismos[gracias al calor]. Los productos crudos, que no han sufrido este tratamiento, podrían contaminarlos otra vez. 

2. Lo que primero entra es lo primero que sale

El congelador se suele convertir en tierra de hielo y alimentos olvidados. Intenta que siempre esté limpio, que la comida no esté amontonada y respetar la regla básica de la conservación: "Lo primero que entra es lo primero que sale". Procura etiquetar los productos por contenido, fecha de entrada al congelador y número de raciones o peso. Todos los comestibles tendrán que colocarse en recipientes herméticos para evitar el contacto con el aire.

3. Seis horas por cada cada kilo de comida. 

Calcula que se tardarán seis horas para descongelar cada kilo de comida. Se deben poner los alimentos en la parte inferior de la nevera, posiblemente con una rejilla por debajo para que el líquido que se desprende no entre en contacto con la comida. Cuidado con dejar los comestibles a temperatura ambiente, porque la parte externa se descongelará mucho más rápido que la de dentro, y es posible que los microorganismos se multipliquen. 

Las verduras tendrán que ser hervidas unos minutos antes de congelarlas, y al sacarla podrán ir directas a la olla. Por otro lado, la comida cruda que descongelemos puede volver a ser congelada tras cocinarla.

4. Empaque al vacío

Es aconsejable envolver la carne, el pescado o el queso comprados sin envasar lo mejor que podamos, si es posible al vacío, para evitar la oxidación en contacto con el aire, la pérdida de humedad y la contaminación microbiana”. Cuando abramos comida ya comercializada en envases, como un paquete de embutidos, sugiere conservarlo en papel de aluminio o película de plástico.

5. ¿Y los huevos?

Hay varias versiones. Los expertos recomiendan refrigerarlos porque así duran más (hasta 28 días), pero es importante usarlos inmediatamente para evitar cambios de temperatura bruscos. También pueden usarse a temperatura ambiente pero su duración será máximo de 5 días. Lo más importante es que no cambien bruscamente de temperatura. 

Alessandra
ABOUT THE AUTHOR | Alessandra
Soy brasileña, vivo en Ecuador y soy corredora de bienes raíces. Amo este país, la decoración de interiores y el turismo.
Shopper_Big.png

¿Quieres vender tu propiedad?

Pregunta por nuestro Plan Todo1: tendrás días ilimitados de publicación hasta vender tu propiedad

Vende ahora en Vive1
Otros artículos que te podrían interesar

12 claves para decorar interiores minimalistas con ESTILO

¿Quieres decorar tus estancias para que parezcan más grandes? ¿te gustaría optar por interiores minimalistas para tu nueva casa? Te contamos cómo cons...

Leer más

Notas cambios V2.9

  NUEVO CONTENIDO Proyectos Se ha renovado la ficha de proyectos, de ésta manera los proyectos ahora se muestran de una manera más elegante y versátil...

Leer más

Notas cambios V2.8.4

    NUEVO CONTENIDO Administrador Se implementó la publicación automática para nuestros clientes corporativos, de ahora en adelante no es necesario un...

Leer más

Cómo ser Un Corredor de Bienes Raíces exitoso?

Muy aparte de cumplir con todos los requisitos legales, en esta ocasión voy a enfocarme más a “Cómo Ser” para NO Ser percibido como el vendedor estere...

Leer más