<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1691893307694966&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

12 claves para decorar interiores minimalistas con ESTILO

¿Quieres decorar tus estancias para que parezcan más grandes? ¿te gustaría optar por interiores minimalistas para tu nueva casa? Te contamos cómo conseguirlo en 12 claves.

Teóricamente, el minimalismo trata de despojarse de los elementos innecesarios, de los elementos sobrantes. Es el arte de reducir todo a lo esencial, lo básico y necesario. Si hablamos de decoración, podríamos aplicarlo perfectamente sin cambiar su definición. ¿Es necesario ese elefante decorativo encima de la televisión? ¿y esos tres cuadros en la pared? Si quieres crear interiores minimalistas, te tocará hacerte ese tipo de preguntas más veces de las que te gustaría. Busca la austeridad estilística y céntrate en la geometría. Al principio, es difícil cambiar el chip. Después, agradecerás entrar a un salón tan amplio, espacioso, blanco, limpio y ‘despejado’. Sigue estas 12 claves y verás como al final, tienes el minimalismo en tus manos.

 

1. Menos es más

No hay norma que mejor resuma la base del minimalismo. Menos es más. Menos elementos decorativos es más espacio y más luz. Pocos muebles, más comodidad. Menos colores es más uniformidad y elegancia… y así, podríamos seguir con varios ejemplos más. Si quieres crear interiores minimalistas deberás respetar, ante todo esta fórmula. Un cuadro, mejor que tres, un color mejor que dos… Aquí les dejamos un ejemplo: ¡No hay ni mesita de noche! La conforman revistas antiguas.

 

2. Apuesta por muebles funcionales

Es decir, evita la tendencia de acumular objetos innecesarios y superfluos y céntrate en incorporar únicamente los muebles que son necesarios y funcionales. Muebles multiusos, con formas geométricas, colores neutros y diseños minimalistas.

 

3. Busca formas geométricas

La geometría es otra de las máximas del minimalismo. Primero porque es funcional y segundo porque es práctico y aprovecha (se adapta) mejor el espacio. Opta por muebles geométricos: alfombras cuadradas, mesas rectangulares, espejos cuadrados y sillones en forma de ele.

 

4. ¿Color? El blanco perfecto

Es el color base de todos los interiores minimalistas. Mires donde mires, si es minimalista, habrá una pared blanca o un suelo blanco. Cuanto menos color, más minimalista. Sin embargo, y a pesar de lo que muchos creen, una estancia teñida en blanco impoluto no resta ‘calor’ de hogar ni tiene por qué ser menos acogedora. Al revés, el minimalismo tiene un gran atractivo visual y hace de sus estancias un lugar muy cómodo (física y psicológicamente).

 

5. Plantas naturales

Las plantas naturales aportan un toque de color muy bonito a los interiores minimalistas. Aquellas que no pueden faltar en una decoración minimalista son: el bambú, los cactus o flores como las orquídeas. Eso sí, si quieres optar por plantas con un toque original, mira estas ideas para decorara con plantas de aire.

 

6. ‘Esconde’ los muebles

Suena extraño, pero es así. Para crear interiores minimalistas no es suficiente con reducir la cantidad de muebles sino… ¡esconderlos! Hay un montón de ideas originales para hacerlo pero la más cómoda y práctica es ocultarlos tras paneles japoneses, preferiblemente, traslúcidos o de madera.

 

7. Luz, mucha luz


Cuanta más luz, mejor. Y no hablamos de luz artificial, sino de luz natural. Para ello, necesitamos ventanas, muchas ventanas o ventanales. Una gran opción para ello es olvidarse de las persianas y las cortinas opacas y optar por persianas que difuminan la luz y dan mucha claridad al hogar.

 

8. Mantén el orden

Es una de las máximas más importantes del minimalismo. No sirve con ordenar un día y desordenar el resto del mes. Se trata de mantener el orden. Y es que, aunque parezca mentir, mantener el orden en la casa puede ayudar a mantener el orden en la cabeza (sobre llevar el estrés, mejorar el ánimo…) Y si no lo crees, solo tienes que echar un vistazo al último grito en las estanterías de las librerías: el libro ‘La magia del orden’.

 

9. Blanco y negro

Si no te convence el blanco impoluto prueba con la fórmula black and white. Nunca falla y puede aportar ese contraste y equilibrio que buscas más allá del blanco puro. Puedes empezar por incorporar un vinilo negro sobre una pared blanca o cubrir una pared con paneles pintados blancos y negros.

 

10. Mezcla texturas y materiales

A pesar de que la base de los interiores minimalistas es ‘menos es más’, esta vez tenemos que mordernos la lengua y hacer una excepción. Mezcla todas las texturas que desees, sin miedo. Cristal, madera, ladrillo, lana, textil, piedra… todos son bienvenidos. Eso sí, seguirá manteniendo un estilo minimalista siempre y cuando tengan colores neutros.

 

11. Lámparas de pie de diseño

No deben ser brillantes, lujosas, resplandecientes… éstas son sencillas, austeras y muy prácticas. Tanto que no hace falta esconder el cable que las lleva hasta tu mesa. Son lámparas de diseño, pero de diseño propio, eso sí.

 

12. Un toque de color no es malo

Nadie dijo que el minimalismo no puede ir acompañado de un toque de color. Siempre es mejor aportarlo con un elemento natural (una planta, flores, una mesa de madera…), sin embargo, el color en su justa medida puede quedar muy bien.

All Posts

Arquitectura sustentable, una aliada del ecosistema

hubspot_nino

¿Sabías que construir de manera responsable tiene grandes beneficios con el planeta? Los edificios sostenibles consumen 26% menos energía y gastan 13% menos en los costos de mantenimiento.

Alguien que sabe muy bien del tema es Daniel Rodríguez, arquitecto ecuatoriano quien está por obtener su título de Máster en Diseño Sustentable en UCL (University College London) en el Reino Unido. Lo entrevistamos vía Skype y desde su experiencia nos cuenta todo sobre la arquitectura sustentable y cómo se proyecta en el futuro.

¿Qué debe tener un proyecto para ser considerado sostenible?

Se debe tomar en cuenta desde elementos macro (el clima, el sitio, realidades socioeconómicas, fuentes de energía primarias, etc.) hasta micro (elección de materiales adecuados, soluciones de detalles constructivos eficientes), para así poder tener el menor impacto ambiental posible.

Traduciéndolo a otras palabras, hacer más, con la menor cantidad de recursos posibles, tanto en el proceso de construcción de un proyecto como a través de su operación y vida útil. Un proyecto sostenible debe proveer un ambiente interno confortable (temperaturas adecuadas) y saludable (niveles óptimos de luz y ventilación) sin el uso excesivo de energía.

¿En qué consiste el tipo de arquitectura sustentable? ¿Es lo mismo que arquitectura verde? ¿En qué se diferencian?

Vendrían a ser casi lo mismo, el término arquitectura verde es un poco más antiguo y ha estado relacionado con el uso de energías renovables; sin embargo, en los últimos años se lo ha vinculado además con estilos de vida sanos.

La arquitectura sustentable es el término más utilizado últimamente y embarca aspectos socio-económicos y medioambientales (desarrollo sostenible), pero fundamentalmente radica en el uso de “tecnologías verdes” para cumplir con el objetivo mayor que es la eficiencia energética.

¿Bajo qué principios trabaja este tipo de arquitectura?

El principio básico es la reducción de la demanda energética, debido a que los edificios en la actualidad consumen el 40% de la energía primaria mundial, lo que representa un alto porcentaje en la emisión de gases de efecto invernadero, como el CO2, que tiene efectos perjudiciales para el medio ambiente, sobre todo porque está relacionado directamente con el calentamiento global.

Bajo esta premisa de reducir la demanda energética en edificaciones se debe diseñar acorde al sitio y clima de cada proyecto, para reducir al mínimo el uso de equipos para calefacción, refrigeración, ventilación, iluminación y des-humidificación.

¿Con qué materiales trabajan?

En lugares donde las condiciones climáticas son extremas, y especialmente en países industrializados, se usan materiales de baja conductividad térmica (aislantes) para evitar que la temperatura exterior afecte las condiciones internas de temperatura y así recurrir menos a equipos de calefacción o enfriamiento. Materiales con alta masa térmica, como el hormigón o derivados del cemento, también suelen ser escogidos debido a que ayudan a almacenar o disipar calor, funcionando como reguladores pasivos de la temperatura interna.

Otro de los aspectos importantes a considerar es el “carbón incorporado” en cada material, es decir, la cantidad de CO2 que se emitió en su proceso de elaboración y transportación.  Al escoger materiales de bajo CO2 incorporado se reduce el impacto ambiental de un proyecto.

¿Cómo influye este tipo de arquitectura en el medio ambiente?

Al usar materiales de alto rendimiento térmico se evita el consumo desmedido de energía para el acondicionamiento climático en un edificio durante su vida útil. Al seleccionar materiales locales y de bajo carbón incorporado se reduce el consumo de recursos naturales y se promueve la económica local. Siempre se debe tratar de llegar a un balance entre la selección del tipo de materiales arriba mencionados para así asegurar el menor impacto ambiental posible.

En un clima templado como el de la ciudad de Quito, donde es posible construir sin necesidad de equipos de climatización (siempre y cuando se sepa cómo hacerlo) se debe dar preferencia al uso de materiales locales.

¿Cómo crees que será la arquitectura en el futuro?

Va a ser definida por el cambio climático y las nuevas condiciones que este fenómeno nos impondrá. Lo que hoy funciona bien tal vez mañana ya no lo haga. Me gustaría creer que la arquitectura del futuro va a ser más flexible y resistente a diferentes condiciones climáticas (temperaturas extremas, más lluvia, aumento de los niveles del mar, más viento y sobre todo mucha incertidumbre) y por obligación será más amigable con el ambiente.

Las posibilidades son infinitas. La tecnología nos permite hacer cosas que antes eran impensadas y si se combina con los principios básicos de habitabilidad (como en el ejemplo de la pregunta anterior) se podría dar paso a nuevas soluciones que se adapten a un medio ambiente cada vez más agresivo debido a las transgresiones efectuadas por el hombre.

Además, la arquitectura en un futuro se empezará a centrar aún más en los usuarios. Los métodos de análisis post ocupacional (POE por sus siglas en inglés) cada vez se vuelven más populares, permitiendo analizar cualitativa y cuantitativamente la experiencia de habitar un edificio según lo expresado por sus usuarios.

Esta es una gran herramienta de retroalimentación para arquitectos, permitiendo ayudar a tomar decisiones de diseño más informadas y estrechando a la vez la relación entre diseñador y usuario.

hubspot_arqusus

María Inés Velasco
ABOUT THE AUTHOR | María Inés Velasco
Comunicadora y mamá apasionada por los viajes
Shopper_Big.png

¿Quieres vender tu propiedad?

Pregunta por nuestro Plan Todo1: tendrás días ilimitados de publicación hasta vender tu propiedad

Vende ahora en Vive1
Otros artículos que te podrían interesar

12 claves para decorar interiores minimalistas con ESTILO

¿Quieres decorar tus estancias para que parezcan más grandes? ¿te gustaría optar por interiores minimalistas para tu nueva casa? Te contamos cómo cons...

Leer más

Notas cambios V2.9

  NUEVO CONTENIDO Proyectos Se ha renovado la ficha de proyectos, de ésta manera los proyectos ahora se muestran de una manera más elegante y versátil...

Leer más

Notas cambios V2.8.4

    NUEVO CONTENIDO Administrador Se implementó la publicación automática para nuestros clientes corporativos, de ahora en adelante no es necesario un...

Leer más

Cómo ser Un Corredor de Bienes Raíces exitoso?

Muy aparte de cumplir con todos los requisitos legales, en esta ocasión voy a enfocarme más a “Cómo Ser” para NO Ser percibido como el vendedor estere...

Leer más