<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1691893307694966&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
5a34af55379893.5981ea55e3e0b.jpg
Compartir Post:

Así se reinventa Guayaquil a 175 metros de altura

por Alessandra | 12 mar, 2015

 HubspotMiradorBellavista

 

El paisaje guayaquileño puede ser más amigable si se cambia la perspectiva. Ubicado a 175 metros sobre el nivel del mar, el Mirador Cerro Paraíso, llamado también ‘de Bellavista’ ofrece la posibilidad de reinventar a la ciudad refrescando la mirada.

Desde esa punta, parte del proyecto parque San Eduardo Bosque Protector Cerro Paraíso, el ruido de los carros y los gritos citadinos son reemplazados por un silencio cómodo y el calor se olvida poco a poco con una brisa suave.

Las apretadas calles se ven lejanas, pequeñas. Y la arquitectura de Guayaquil, que no termina de definirse, se puede al fin apreciar. 

El estero salado adquiere otro significado, se ve como lo que realmente es: una especie de esqueleto, pegado a la piel del Puerto Principal. Un ecosistema que, a modo de ramificaciones arteriales, convive con ella, aunque en los recorridos a pie, en buseta, o carro o bicicleta, pocos lo noten. 

CasasenBellavista

Tiene guardianía las 24 horas y un estacionamiento gratuito, ya que la forma más fácil de acceder es en carro.  Para llegar, hay que pasar por empinadas calles, que forman parte de la ciudadela Bellavista. 

Tiene dos redondeles. Desde uno de ellos, se aprecia el norte de Guayaquil y una parte del centro, dueño de los dos edificios más altos del país, The Point y La Previsora, que se levantan imponentes con sus 137 y 135 metros, respectivamente. 

En el segundo redondel se aprecia otra parte de la ciudad; desde los cerros de Mapasingue, y el estadio Alberto Spencer hasta el estadio Capwell. El Puerto Marítimo la isla Santay, y el puente de 840 metros, levantado sobre el río Guayas, desde la calle El Oro (sur), hacia la isla. 

El mirador está abierto al público de lunes a domingo desde las 7:00 hasta las 21:00.

P1030324

Es un lugar ideal para los románticos, para quienes quieren ver cómo Guayaquil empieza a despertar en las mañanas, o prefieren verla oscura por las noches, adornada por miles de pequeños puntos de luces, acompañados por la luna en el cielo. 

Para los niños, hay juegos infantiles. No es raro verlos jugando en el lugar, volando cometas, aprovechando la conjunción de la tranquilidad y el viento que el lugar ofrece.

Pero también es un espacio para los deportistas. En sus 300 hectáreas de extensión, el área cuenta con senderos de caminatas, ciclovía para paseos en bicicletas, camineras adoquinadas. Se puede caminar o trotar con un paisaje diferente al que ofrece el Guayaquil de abajo, mientras se respira un aire distinto, a casi doscientos metros sobre el nivel del mar.  

P1030355

 ¿Te gustaría visitar o vivir en Guayaquil? 

New Call-to-action  

 

 

Arquitectura Guayaquil Bellavista Mirador de Bellavista

Compartir Post:
Encuéntrame en:

Soy brasileña, vivo en Ecuador y soy corredora de bienes raíces. Amo este país, la decoración de interiores y el turismo.

Propiedades Destacadas