<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1691893307694966&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

12 claves para decorar interiores minimalistas con ESTILO

¿Quieres decorar tus estancias para que parezcan más grandes? ¿te gustaría optar por interiores minimalistas para tu nueva casa? Te contamos cómo conseguirlo en 12 claves.

Teóricamente, el minimalismo trata de despojarse de los elementos innecesarios, de los elementos sobrantes. Es el arte de reducir todo a lo esencial, lo básico y necesario. Si hablamos de decoración, podríamos aplicarlo perfectamente sin cambiar su definición. ¿Es necesario ese elefante decorativo encima de la televisión? ¿y esos tres cuadros en la pared? Si quieres crear interiores minimalistas, te tocará hacerte ese tipo de preguntas más veces de las que te gustaría. Busca la austeridad estilística y céntrate en la geometría. Al principio, es difícil cambiar el chip. Después, agradecerás entrar a un salón tan amplio, espacioso, blanco, limpio y ‘despejado’. Sigue estas 12 claves y verás como al final, tienes el minimalismo en tus manos.

 

1. Menos es más

No hay norma que mejor resuma la base del minimalismo. Menos es más. Menos elementos decorativos es más espacio y más luz. Pocos muebles, más comodidad. Menos colores es más uniformidad y elegancia… y así, podríamos seguir con varios ejemplos más. Si quieres crear interiores minimalistas deberás respetar, ante todo esta fórmula. Un cuadro, mejor que tres, un color mejor que dos… Aquí les dejamos un ejemplo: ¡No hay ni mesita de noche! La conforman revistas antiguas.

 

2. Apuesta por muebles funcionales

Es decir, evita la tendencia de acumular objetos innecesarios y superfluos y céntrate en incorporar únicamente los muebles que son necesarios y funcionales. Muebles multiusos, con formas geométricas, colores neutros y diseños minimalistas.

 

3. Busca formas geométricas

La geometría es otra de las máximas del minimalismo. Primero porque es funcional y segundo porque es práctico y aprovecha (se adapta) mejor el espacio. Opta por muebles geométricos: alfombras cuadradas, mesas rectangulares, espejos cuadrados y sillones en forma de ele.

 

4. ¿Color? El blanco perfecto

Es el color base de todos los interiores minimalistas. Mires donde mires, si es minimalista, habrá una pared blanca o un suelo blanco. Cuanto menos color, más minimalista. Sin embargo, y a pesar de lo que muchos creen, una estancia teñida en blanco impoluto no resta ‘calor’ de hogar ni tiene por qué ser menos acogedora. Al revés, el minimalismo tiene un gran atractivo visual y hace de sus estancias un lugar muy cómodo (física y psicológicamente).

 

5. Plantas naturales

Las plantas naturales aportan un toque de color muy bonito a los interiores minimalistas. Aquellas que no pueden faltar en una decoración minimalista son: el bambú, los cactus o flores como las orquídeas. Eso sí, si quieres optar por plantas con un toque original, mira estas ideas para decorara con plantas de aire.

 

6. ‘Esconde’ los muebles

Suena extraño, pero es así. Para crear interiores minimalistas no es suficiente con reducir la cantidad de muebles sino… ¡esconderlos! Hay un montón de ideas originales para hacerlo pero la más cómoda y práctica es ocultarlos tras paneles japoneses, preferiblemente, traslúcidos o de madera.

 

7. Luz, mucha luz


Cuanta más luz, mejor. Y no hablamos de luz artificial, sino de luz natural. Para ello, necesitamos ventanas, muchas ventanas o ventanales. Una gran opción para ello es olvidarse de las persianas y las cortinas opacas y optar por persianas que difuminan la luz y dan mucha claridad al hogar.

 

8. Mantén el orden

Es una de las máximas más importantes del minimalismo. No sirve con ordenar un día y desordenar el resto del mes. Se trata de mantener el orden. Y es que, aunque parezca mentir, mantener el orden en la casa puede ayudar a mantener el orden en la cabeza (sobre llevar el estrés, mejorar el ánimo…) Y si no lo crees, solo tienes que echar un vistazo al último grito en las estanterías de las librerías: el libro ‘La magia del orden’.

 

9. Blanco y negro

Si no te convence el blanco impoluto prueba con la fórmula black and white. Nunca falla y puede aportar ese contraste y equilibrio que buscas más allá del blanco puro. Puedes empezar por incorporar un vinilo negro sobre una pared blanca o cubrir una pared con paneles pintados blancos y negros.

 

10. Mezcla texturas y materiales

A pesar de que la base de los interiores minimalistas es ‘menos es más’, esta vez tenemos que mordernos la lengua y hacer una excepción. Mezcla todas las texturas que desees, sin miedo. Cristal, madera, ladrillo, lana, textil, piedra… todos son bienvenidos. Eso sí, seguirá manteniendo un estilo minimalista siempre y cuando tengan colores neutros.

 

11. Lámparas de pie de diseño

No deben ser brillantes, lujosas, resplandecientes… éstas son sencillas, austeras y muy prácticas. Tanto que no hace falta esconder el cable que las lleva hasta tu mesa. Son lámparas de diseño, pero de diseño propio, eso sí.

 

12. Un toque de color no es malo

Nadie dijo que el minimalismo no puede ir acompañado de un toque de color. Siempre es mejor aportarlo con un elemento natural (una planta, flores, una mesa de madera…), sin embargo, el color en su justa medida puede quedar muy bien.

All Posts

Cómo cuidar un Bonsái

hubspot_bonsai

Los bonsái son verdaderas piezas de arte para la decoración del hogar porque aportan una imagen fresca, elegante y de alegría a nuestros espacios. Sin embargo, este tipo de árboles requieren algunos cuidados y son vulnerables a los agentes externos como el aire, agua y luz.

Para entender porque son tan especiales, les cuento que la palabra bonsai significa “plantado en un recipiente” y su origen está en China, donde se denominaba pen-jin, cuyo vocablo engloba conceptos de planta miniatura cultivada en maceta.

Así que si tienes uno de estos árboles jóvenes y sanos creciendo habrá llegado la hora de comenzar a pensar en la preparación necesaria para controlar y desarrollar la forma del futuro bonsai. 

A los novatos nos pone nerviosos pensar en la poda pero en realidad esta práctica se trata de una parte esencial del proceso para mantener los bonsais sanos y vigorosos.

¿Cómo podarlo?

Existe la poda de mantenimiento y la poda de formación. En la segunda podrás recortar a tu bonsái y adaptarlo a la forma que más te guste. Sin embargo, la poda no es necesaria inmediatamente después que haz comprado tu bonsái.

Hay algunos bonsáis, por ejemplo los olmos, ligustrum y zelkovas, que suelen crecer mucho durante el verano, llegando a tener unas ramas larguísimas que afean su aspecto. En este caso debes cortar esas ramas con cuidado (nunca en pleno sol, siempre al final del día) para evitar poner en peligro la salud de la planta.

De esta manera también consigues ir dándole forma y mantenerlo. Se dice que para dejar una rama ésta tiene que tener al menos cinco hojas para que sirva, si no, es mejor cortarla.

Al igual que todas las plantas vivas, un bonsai no sobrevivirá si no tiene agua. La frecuencia del riego depende de muchos factores, especialmente del estado de crecimiento de la planta, y del clima. 

Riego

Para su riego lo mejor es sumergir la maceta en la que se encuentra en agua y luego dejarla escurrir bien, para evitar que se pudran sus raíces y el bonsái se deteriore. El secreto está en no dejar que la tierra se seque completamente. Una buena manera de revisarlo es hundir un palillo en la tierra y ver si sale seco.

Algunos bonsái cambian el color de sus hojas, se tiñen de color oscuro y luego se caen, esto se debe casi siempre a un exceso en la cantidad de riego, por eso recuerde que al ser tan sensibles, solamente debe regarlos cuando veas que la tierra de su base está seca.

Cuidado con la luz

Estas plantas son delicadas, por lo tanto debes colocarlo en un sitio luminoso , pero no directamente a la luz del sol. Esta cuestión depende de las distintas especies. Todos los árboles necesitan algo de luz solar para crecer, por lo tanto, ten en cuenta este punto a la hora de decidir dónde vas a colocarlo.

Fertilizante

Los fertilizantes que requieren los bonsái son especiales y específicos, estos poseen bajos niveles de nitrógeno, potasio y fósforo. El abono más adecuado para el bonsái es el orgánico sólido.

La fertilización debe realizarse durante los períodos de crecimiento teniendo cuidado porque si lo utilizas en exceso podrás quemar sus raíces. Tampoco se deben abonar las plantas débiles o enfermas ni después de podarlos.

Un dato interesante es que la forma del bonsai está determinada por el carácter y temperamento de su dueño, que trabaja la planta de acuerdo con su gusto, su naturaleza y su sensibilidad.

 Hay que tener claro que no existen dos bonsais idénticos, cada uno requiere cuidados y sobre todo mucho cariño para conservarse hermoso.

 

Alessandra
ABOUT THE AUTHOR | Alessandra
Soy brasileña, vivo en Ecuador y soy corredora de bienes raíces. Amo este país, la decoración de interiores y el turismo.
Shopper_Big.png

¿Quieres vender tu propiedad?

Pregunta por nuestro Plan Todo1: tendrás días ilimitados de publicación hasta vender tu propiedad

Vende ahora en Vive1
Otros artículos que te podrían interesar

12 claves para decorar interiores minimalistas con ESTILO

¿Quieres decorar tus estancias para que parezcan más grandes? ¿te gustaría optar por interiores minimalistas para tu nueva casa? Te contamos cómo cons...

Leer más

Notas cambios V2.9

  NUEVO CONTENIDO Proyectos Se ha renovado la ficha de proyectos, de ésta manera los proyectos ahora se muestran de una manera más elegante y versátil...

Leer más

Notas cambios V2.8.4

    NUEVO CONTENIDO Administrador Se implementó la publicación automática para nuestros clientes corporativos, de ahora en adelante no es necesario un...

Leer más

Cómo ser Un Corredor de Bienes Raíces exitoso?

Muy aparte de cumplir con todos los requisitos legales, en esta ocasión voy a enfocarme más a “Cómo Ser” para NO Ser percibido como el vendedor estere...

Leer más