<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1691893307694966&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
topBack.jpg
Compartir Post:

Vivienda de emergencia post catástrofe: principales características

por Esteban Jara | 22 abr, 2016

vivienda_emergente_taller_Gasca_ok2.jpg

Tras una catástrofe que comprometa edificaciones y estructuras, como el terremoto de 7.8 en la escala de Richter que golpeó la costa ecuatoriana el pasado sábado 16 de Abril de 2016, surgen varias demandas de refugio inmediato que, si no se manejan de forma adecuada, pueden complicar la situación humanitaria. Investigamos las principales características de una vivienda de emergencia que pueden solucionar temporalmente los problemas de albergue.

En una emergencia post-catástrofe, las entidades de rescate y autoridades enfrentan la necesidad de relocalizar inmediatamente a las víctimas en espacios de albergue temporal. Este es el primer paso pues, como en el caso ecuatoriano, los escombros permanecen en las zonas de desastre por algunas semanas mientras se rescata a los sobrevivientes, se evaluan los daños, se retiran los escombros y finalmente se reestablecen los servicios principalmente de alcantarillado, agua y energía eléctrica; solo entonces llega la solución definitiva para los afectados. En esta ocasión nos enfocamos en esa solución temporal de albergue y sus cualidades.

Las experiencias de emergencia similares, como el terremoto que golpeó Haití en 2010, dejan lecciones que podemos considerar al momento de planificar el refugio temporal para las familias. Muchas veces el espacio de albergue puede acoger a más de una familia por meses e incluso años, hasta que las autoridades locales destinen un lugar para soluciones de vivienda definitivas. En el caso de Haití, a seis años de la catástrofe, 60.000 personas continúan viviendo en campamentos.

Por esta razón se considera que lo más óptimo frente a la emergencia es dotar a las familias de espacios de vivienda temporal que consideren desde el inicio las demandas de privacidad y dignidad de cada núcleo familiar. En el caso ecuatoriano, al 20 de Abril se han contabilizado 24.442 personas albergadas, 1.125 edificaciones destruidas y 829 edificaciones afectadas que podrían desplomarse en un eventual segundo movimiento telúrico.

Tras el terremoto, muchas familias se reusan a dormir en un refugio con techo de cemento o materiales pesados, lo mencionó el mismo Presidente de la República en su conversatorio con los medios del 21 de Abril, pues temen que en una de las réplicas que siguen al primer movimiento puedan afectarse también los sitios de refugio  temporal.

El primer problema surge al ubicar a varias familias, que quizás no compartían ningún vínculo de amistad ni cercanía, bajo el mismo techo. Esto afecta a la privacidad de cada núcleo familiar que se ve obligado a compartir espacios de cocina, hospedaje y sanitarios con extraños.

Condiciones óptimas de albergue

Frente a esto existen varias opciones de vivienda de emergencia que pueden ser la solución para los damnificados. Al hablar de vivienda, estamos enfocándonos en una solución habitacional por núcleo familiar en contraste con los espacios de refugio masivos que suelen romper la dinámica familiar; y donde, por otro lado, pueden surgir problemas sanitarios si no existe el debido tratamiento de aguas e incluso generar situaciones de violencia y criminalidad al vulnerarse la privacidad de las familias.

Características de una vivienda de emergencia

Las principales cualidades de una solución habitacional temporal son: construcción ligera, fácil de transportar, de rápido montaje y adaptable a distintos tipos de suelo.

Estas cualidades se deben a la inmediatez de respuesta que exige una emergencia. Por eso se considera que la solución óptima debe ser de fácil manejo y transporte desde su lugar de fabricación al sitio de montaje. Su construcción debe ser relativamente rápida con un manual de fácil uso.

Por otro lado, estas soluciones pueden ubicarse en terrenos planos, irregulares y de distintas propiedades por lo que la solución habitacional deberá considerar una fácil o nula preparación del suelo.

Especificaciones técnicas

Materiales:

Los materiales de la vivienda aportan a las facilidades de transporte pero también le dotan de la condición de temporalidad a la solución habitacional. Se espera que las familias no consideren ocupar estos espacios por tiempos prolongados, por lo que unos materiales muy resistentes podrían ser contraproducentes (como la permanencia de los damnificados en los campamentos temporales del caso Haitiano). Aun así, se deberían emplear materiales de estructura y cobertura que resistan las condiciones climáticas de calor, frío, lluvia e incluso nieve en ciertos casos. El espacio y sus materiales deberíasn permitir que el aire circule en condiciones de calor y que se conserve el calor en condiciones de frío. Además, se deberá considerar el aprovechamiento de la luz natural para disminuir las demandas de generación eléctrica durante el día. Por ello se recomienda el uso de tubos de PVC, plástico reciclado, aluminio, lonas y carpas.

Recuerde que los materiales livianos pero resistentes le darán la seguridad emocional a la familia que sufrió un evento telúrico, pues sabe que en el caso de un nuevo evento sísmico estos materiales no lo lesionarán mientras espera una solución definitiva.

Disposición de las viviendas y condiciones sanitarias:

Al armar cada vivienda y disponerla en el espacio, se deberá considerar su funcionamiento como una comunidad, esto es, que se tome en cuenta la creación de áreas comunes para esparcimiento, soluciones de salud e incluso guardería.

¿Cómo se trata el agua?

También se deberán establecer condiciones óptimas para la higiene de las familias y, de ser posible, dotar de privacidad al núcleo familiar en el acceso a estos servicios. Además, se debe tomar en cuenta el medio ambiente para no afectar al entorno con aguas servidas y residuos.

Accesibilidad:

De ser posible, la vivienda deberá incluir facilidades de acceso para los afectados que puedan presentar algún nivel de discapacidad física.

Recuerde:

El propósito de la vivienda de emergencia es proveer una solución a corto plazo y de forma temporal a los problemas de albergue para una o más personas, después de un evento catastrófico que inhabilite su hogar, mientras llega la solución definitiva.

 

New Call-to-action

vivienda emergente

Compartir Post: